miércoles, 4 de enero de 2017

Ciudadana del mundo

Muy pequeña emigré a una tierra de sol y alegría que hoy se desangra en el dolor de la corta memoria histórica de sus habitantes, y que ha dejado de ser por mucho un lugar de oportunidades para convertirse en lágrimas e injusticia. Aquí aprendí a bailar ritmos caribeños, al calor humano de su gente, y a patear su suelo y conocer cada rincón mágico que ofrece.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Mi mandala

Mi mandala de siempre, el primero que pinté en mi vida, el que me recuerda los colores que debemos tener en nuestro corazón, un balance de intensidades y áreas que explotar para nuestro beneficio.

lunes, 26 de septiembre de 2016

El arbol que no sabia quien era

Había una vez en un lugar que podría ser cualquier lugar, y en un tiempo que podría ser cualquier tiempo, un jardín esplendoroso con árboles de todo tipo: manzanos, perales, naranjos, grandes rosales,... Todo era alegría en el jardín y todos estaban muy satisfechos y felices. Excepto un árbol que se sentía profundamente triste. Tenía un problema: no daba frutos.

lunes, 8 de agosto de 2016

Oraculos IV

Añadiendo la información periodica al cóctel Oráculos, hoy traigo un nuevo análisis de los mensajes contenidos en  los que utilizo, a saber, Tarot, Runas y Osho Zen, en una especie de analogía y confluencia de enseñanzas de los tres y sus mensajes a la hora de trabajar espiritualmente.


miércoles, 6 de julio de 2016

viernes, 10 de junio de 2016

Los vicios planetarios V

Entre los muchos aspectos estudiados por la astrología, los pecados capitales entran en un capítulo aparte de los detalles estudiados en las cartas natales, diferenciando las tendencias planetarias que influyen sobre los individuos y los hacen inclinarse hacía un "defecto" u otro, según su carta astral personal.
Aquí, presento el análisis de uno de ellos, aclarando que todo dependerá de la posición del planeta y sus influencias dentro de una carta personal.

miércoles, 2 de marzo de 2016

Aniversario 9 y una cita


Y hoy se cumplen 9 años desde que inicié este blog y Bon Jovi celebra su cumpleaños 54. Para conmemorarlo, este año he decidido usar una de sus frases: